José María López de Letona y OlarraMiércoles, 9 de abril de 2014

Publicado en el diario Expansión

José María López de Letona y Olarra es Vicepresidente del Círculo de Empresarios y Presidente de INVEXCEL

En la Mallorca idílica de los primeros años sesenta, cuando el turismo “de masas” aún no había hecho su aparición, desembarcó en la isla Klaus Graf quien, acompañado de un grupo de amigos, adquirió un hotel a pie de playa, el Son Caliú, en el oeste de la bahía de Palma. Ese hotel fue su primer contacto con Mallorca, contacto que se acrecentaría con el paso de los años. Allí conoció a quien sería su mujer y madre de su hija Corinna, Margarita Bimboese von Trott zu Solz.
Muy cerca del hotel establecería su hogar durante más de treinta años al que siempre volvería de sus permanentes viajes, obligados por la construcción y desarrollo internacional del grupo Teka. Presidido por él desde los años 70 y hasta 2012, la sociedad crecería hasta establecerse en 65 países, fabricando y comercializando, no muebles de cocina como he leído estos días, sino productos altamente tecnificados de cocina, baño, vitrificados, contenedores industriales y cocina profesional… Desde una de las filiales del grupo se ha alcanzado una posición de liderazgo mundial en la fabricación de contenedores de acero inoxidable, particularmente en lo referente a barriles para la industria cervecera. A petición de determinadas “fuerzas vivas” locales, intentó rescatar Buades, una industria mallorquina productora de grifería. La crisis lo impidió pero ello fue la base de Teka Sanitary, hoy presente en varios países europeos y asiáticos. El grupo Teka, bajo su dirección, llego a sobrepasar los 1.000 millones de euros de facturación a mediados de la primera década de este siglo.

Pero “ya puestos”, y con la indispensable colaboración de su mujer, conocida en la isla como Doña Margarita, sin más adornos o apellidos, creó, impulsó y consolidó Puerto Portals, una de las marinas o puertos deportivos más significativos del Mediterráneo oriental. Y en él, la familia abrió y gestionó “Tristán“, un restorán que alcanzaría el estrellato Michelin, porque en los proyectos del Doctor, que tal era su título académico y por el que sus empleados y colaboradores le reconocían, no había lugar para la mediocridad. Así, el Doctor y Doña Margarita continuaron su compartida aventura personal y empresarial, en la que se incluyó la adquisición y renovación del “llogaret” de Biniagual, una pequeña aldea cercana a Binissalem, en el plá de Mallorca, donde la familia renovó y restauró todas las casas existentes, viviendas, cuartelillo de la Guardia Civil, escuela, etc., y que hoy es muestra del preciosismo de la arquitectura rural mallorquina y origen de premiados vinos y aceites de primerísima calidad obtenidos de las viñas y olivares pertenecientes al mismo.

Tuve el privilegio de conocerle hace más de diez años por razones profesionales y compartir con él largas horas de trabajo por mi relación con el consejo de Teka, al que el Doctor me invitó a incorporarme. Durante mucho tiempo, sin importar la frecuencia con que departíamos, nos tratamos de usted, como era habitual entre él y sus colaboradores. Hasta que años después, sin razón ni oportunidad aparente, me miró fijamente y me dijo: “Creo que ya deberíamos hablarnos de tú…” No sé a que obedeció ese “ya”, pero si sé que no era hombre que apeara el usted con facilidad. Y a pesar de ello, en público me costaba mucho llamarle Klaus. Su personalidad, su seriedad, la sensación de que siempre iba un paso por delante del resto del mundo, intimidaba.

Le vi por última vez con ocasión de un consejo de la sociedad familiar el pasado diciembre. Estaba bien de aspecto. Conservaba su obsesión por la minuciosidad en la apreciación de los detalles. Y, únicamente, como mínima muestra de debilidad y por primera vez en muchos años, se excusó a la hora de comer no compartiendo el almuerzo con el resto de sus compañeros de consejo.

Fue un hombre extraordinario al que echaremos de menos quienes le conocimos, le quisimos y aprendimos de él. Yo me siento un privilegiado por haber compartido tantos años de labor profesional con el Doctor Klaus Graf y comparto, con su mujer y su hija, el inacabable dolor por su pérdida.

doctor

Regístrate a nuestra Newsletter



Círculo de Empresarios usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y enviarle actualizaciones sobre publicaciones, eventos y noticias del Círculo de Empresarios. Por favor, háganos saber todos los medios por los cuales le gustaría saber de nosotros:


Puede cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nuestra parte, o poniéndose en contacto con nosotros al asociacion@circulodeempresarios.org. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web https://www.circulodeempresarios.org. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp’s privacy practices here.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies