El camino para salir de la crisis

Publicado en Expansión.ofelia marin

Ofelia Marín-Lozano, directora de Economía del Círculo de Empresarios

Que la internacionalización es la base para salir de la crisis y para lograr un crecimiento sostenido no parece discutible. Crecer es producir más. Y a una relación calidad-precio que permita vender esa producción a más gente, nacionales o extranjeros. Para crecer necesitamos exportar más, también ser los productores, en la mayor medida posible, de todo aquello que consumimos dentro de España. Y para ello no valen los proteccionismos, sólo el ser competitivos. Los países emergentes conocen bien esta lección: el aparente milagro de Brasil, Rusia, India, China o Turquía consiste en que en los últimos 30 años han multiplicado sus exportaciones per capita por entre 7 y 80 veces; lo cual ha permitido que su renta per capita se multiplique por entre 5 y 30 veces. Y no es casual que los países más desarrollados del mundo sean también grandes exportadores; o que la propia España lograra entre los años 60 y 80 su mayor prosperidad reciente: el impulso a la exportación gracias a la llegada de capital extranjero y la explosión del turismo fueron los protagonistas del despegue.

Hoy, ¿qué hacemos bien y en qué necesitamos mejorar en internacionalización? Muchas cosas van bien, más de las que creemos:

  • El crecimiento de las exportaciones y la contracción de importaciones permitirán que en 2013 eliminemos nuestro crónico déficit por cuenta corriente.
  • El saldo de inversión directa neta de empresas españolas en el extranjero ha pasado de ser negativo en 90.000 mns € hace una década a ser positivo en 16.000 mns € en 2011.
  • Los turistas internacionales que nos visitan siguen aumentando, y permiten que España mantenga su liderazgo en el sector (segundo país del mundo y primero de Europa en ingresos por turismo internacional). Liderazgo muy meritorio, dada la fortísima apuesta por este sector de la mayoría de potencias emergentes, cuyos operadores turísticos gozan de costes (inmobiliarios y salariales) incomparablemente más bajos que los españoles.
  • Tenemos empresas líderes en servicios (banca minorista, telecomunicaciones, ingeniería, infraestructuras, energía, seguridad…) y en donde la presencia internacional supera la nacional (en el conjunto de empresas del IBEX más del 60% de los ingresos proviene del exterior).
  • En el campo más vulnerable a la competencia asiática, las manufacturas, tenemos empresas de referencia, cotizadas y no cotizadas (Inditex, Camper, Lotusse, Imaginarium,  Fagor…) que muestran que podemos competir con éxito, dentro y fuera de España.
  • También en tecnología y bienes de equipo (Abengoa, Acerinox, CAF, Gamesa, Maxam, Metalquimia, Talgo, Viscofán…) tenemos claros ejemplos de competitividad e internacionalización.
  • Tenemos un tejido empresarial mediano que, aunque no goza de la suficiente visibilidad, ha crecido desde la entrada en el euro y ha permitido crear empleo. Desde 1999 el número de empresas ha crecido un 27%, incremento centrado en las medianas y grandes empresas internacionales. Y hemos creado 2,2 mns de empleos.

Somos un país muy endeudado, pero estamos mejor de lo que creemos. Aunque tenemos también asignaturas pendientes de cara a la internacionalización:

  • Clarifiquemos conceptos. La inversión (especialmente la tendente a la exportación) crea empleo y el empleo crea consumo. Primero va la inversión, luego el empleo y luego el consumo. No invirtamos los términos.
  • El conocimiento de idiomas es condición necesaria para la internacionalización. Pero sólo un 20% de la población adulta en España habla inglés (frente al 85% en Holanda, 55% en Alemania, 35% en Francia…).
  • Aunque el tamaño óptimo dependa del sector, es necesaria para la exportación una masa crítica mínima, generalmente coincidente con la empresa mediana. Y tenemos un déficit de ellas frente a Alemania, Francia u Holanda.
  • No producimos la cantidad de investigación, desarrollo e innovación que necesitamos, aunque estamos mejorando.
  • Para competir en coste es necesaria flexibilidad laboral (hemos avanzado), salarios razonables (el salario mínimo en España no es alto), pero también evitar subsidios que desincentiven el empleo.
  • Los costes de producción chinos suben, y los españoles están bajando. Si optimizamos los costes españoles y somos capaces de mantener la industria manufacturera española a pesar de la competencia emergente, en diez años seremos competitivos. Si la dejamos morir, no podremos recuperarla.

Una comparación de España con el gran exportador europeo, Alemania, muestra que en Alemania hay muchas más empresas medianas y grandes (dan empleo a un 60% de los empleados totales, frente al 40% en España); que habla inglés casi el triple de gente que en España; que la inversión en I+D es el doble en relación con el PIB y que tiene una fuerza laboral más acorde a las necesidades reales de su economía, con un porcentaje de universitarios muy inferior (28% de ocupados con educación superior -con mucho acento en la Formación Profesional especializada- frente al 38% en España). Parece claro que hay bastante que hacer. Empezando por imitar los muy buenos ejemplos que ya tenemos en casa.



Regístrate a nuestra Newsletter



Círculo de Empresarios usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y enviarle actualizaciones sobre publicaciones, eventos y noticias del Círculo de Empresarios. Por favor, háganos saber todos los medios por los cuales le gustaría saber de nosotros:

Puede cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nuestra parte, o poniéndose en contacto con nosotros al asociacion@circulodeempresarios.org. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web https://www.circulodeempresarios.org. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp’s privacy practices here.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies