Por un Gobierno estable. El turno de la Política.

Por un Gobierno estable. El turno de la Política.
Descargar archivo

Declaración Economía y Sociedad.

Asociación Valenciana de Empresarios, Cercle d’Economia de Mallorca, Círculo de Economía, Círculo de Empresarios, Círculo de Empresarios de Galicia, Círculo de Empresarios Vascos, Institución Futuro, Observatorio Económico de Andalucía.

Las recientes elecciones legislativas han conformado un Parlamento de una pluralidad desconocida en nuestra vida en democracia. Ello dificulta, como estamos viviendo estos días, la formación de un nuevo Gobierno, pero, a su vez, refleja una sociedad viva que confía en la democracia. Por lo tanto, esa complejidad resultante de las elecciones deberíamos verla como una oportunidad para recuperar el espíritu de consenso que presidió la Transición hace cuarenta años.

Es el momento, en consecuencia, de que los representantes que hemos elegido interpreten correctamente los resultados y dialoguen, negocien y pacten sin exclusiones, teniendo como objetivo un proyecto de país que ilusione a los ciudadanos. La convocatoria de unas nuevas elecciones constituiría un fracaso incomprensible de nuestra política.

Dada la complejidad del momento social y económico por el que atraviesa España, las entidades que conformamos el Grupo Economía y Sociedad deseamos, como parte de la sociedad civil, contribuir con nuestras sugerencias con el fin de articular un acuerdo político para los próximos años. Desde nuestro punto de vista, creemos que una amplia mayoría de la ciudadanía española desea la formación de un Gobierno que tenga los siguientes objetivos prioritarios:

1.- Consolidar la recuperación. Tras una gravísima crisis que empezó a manifestarse ya en 2008, podemos considerar que en este último año se ha consolidado la senda de la recuperación. Pese a ello, los equilibrios son aún muy frágiles, tanto en el caso de la economía española como a escala global, tal y como se viene observando claramente en este inicio de año. Para consolidar esa recuperación y seguir creando empleo, es necesario combinar los estímulos al crecimiento con la continuidad de las reformas que fomenten la competitividad, siempre con el respeto a las reglas que derivan de nuestra pertenencia a la zona euro.

2.- Que la recuperación llegue a todos. Algunas cifras macroeconómicas que confirman la recuperación de la actividad económica no reflejan, sin embargo, la aún dramática situación de millones de ciudadanos desempleados u ocupados en trabajos precarios y de baja remuneración. Esta nueva legislatura debe orientarse de manera prioritaria a esos colectivos que han sufrido, y sufren, de manera especialmente aguda la crisis. Sin olvidar que la respuesta al problema del empleo es también una responsabilidad del mundo empresarial.

3.- Regenerar la vida política, económica e institucional. España, no es un país corrupto, pero ciertamente la corrupción se ha extendido a numerosos ámbitos de la sociedad. Ello, junto con la lentitud de la justicia en el encausamiento y la resolución de numerosos casos de corrupción desvelados en los últimos años, ha producido un nefasto efecto de desafección ciudadana y una pérdida de confianza en sus líderes políticos, institucionales, sociales y empresariales. Además, la corrupción atenta directamente contra la competitividad del sistema productivo, limitando así el necesario proceso de crecimiento para resolver los problemas económicos y sociales de España y el mantenimiento de nuestro Estado de Bienestar. Por todo ello, los Partidos Políticos, las Asociaciones Empresariales y Sindicales, y la Sociedad en su conjunto, debemos asumir el compromiso de conseguir de inmediato la regeneración ética de la vida política y económica, con un principio común claro y rotundo: “tolerancia cero contra la corrupción”, tanto en el ámbito público y empresarial, como en la actividad privada.

4.- Abordar las grandes reformas. Existe un consenso muy generalizado acerca de la necesidad y urgencia de abordar determinadas reformas, tanto las de carácter social (educación, justicia, pensiones,…), como aquellas de carácter empresarial (productividad, tamaño empresas, laboral, fiscalidad,…), y muy especialmente las relacionadas con el funcionamiento de nuestra democracia (AAPP, ley de partidos, ley electoral,…) y con la organización territorial del Estado, de tal forma que se canalice la situación abierta en Cataluña respondiendo, asimismo, a la aspiración generalizada a un mejor funcionamiento del modelo autonómico. Un conjunto de actuaciones que, en cualquier caso, requieren de amplios consensos. El que ésta sea, ineludiblemente, una legislatura de acuerdos políticos, debe servir de estímulo para conformar un Gobierno estable capaz de sacar adelante esas reformas necesarias, que deben contar con el apoyo del mayor número de partidos, estén o no en el Gobierno.

Por todo ello, desde nuestra posición como ciudadanos y como actores económicos y empresariales, damos nuestro apoyo a toda formulación de un compromiso político estable que, a la vez que garantice la estabilidad gubernamental, sea capaz de acordar la búsqueda de los objetivos antes señalados. De esa forma se dará respuesta a los intereses generales de una ciudadanía que ya asumió su obligación el pasado 20 de diciembre. Ahora es el turno de la política.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR