Empresarios y Bachilleres. La imagen del empresario en los libros de texto.

La búsqueda del reconocimiento social del empresario, como principal artífice en la creación de riqueza, empleo y bienestar social, forma parte
de los objetivos estatutarios del Círculo de Empresarios desde su creación, hace ahora cuarenta años. Una tarea nada fácil si tenemos en cuenta
que la mayor parte de los españoles, en su etapa de formación primaria y secundaria, han recibido del sistema educativo una imagen del empresario
que no se corresponde con la realidad y, con frecuencia, se presenta distorsionada proyectando, directa o subliminalmente, un perfil de muy dudosa reputación.

Ya en 2003 el Círculo de Empresarios había abordado este problema publicando “El empresario y la economía de mercado”, un breve recorrido por los textos de Historia, Geografía y Economía utilizados en los centros de enseñanza media. Fue un original análisis del recordado catedrático Manuel Jesús González que tuvo una muy amplia repercusión. Se hicieron de él varias ediciones, todas ellas rápidamente agotadas, y llegó a recibir en 2004 el Premio Libre Empresa de la Fundación Rafael del Pino.

En aquel trabajo se llegaba a preocupantes conclusiones sobre la información y formación que recibían nuestros jóvenes en relación con el papel que juegan la iniciativa privada y el empresariado en el desarrollo económico y en el progreso de nuestra sociedad. “Es previsible -decíamos entonces- que los alumnos que estudien muchos de estos textos, lejos de asumir los valores de la empresa y el mercado, se orienten más bien hacia formas, esquemas y principios económicos ya fracasados en todo el mundo”.

Por fortuna, las cosas han cambiado bastante desde entonces. La imagen del empresario ha mejorado sensiblemente y la sociedad empieza a reconocer la importancia de su figura en la creación de empleo y bienestar. Mucho ha tenido en ello que ver la crisis y el convencimiento de que para salir de ésta los emprendedores y los empresarios están jugando un papel esencial. También, por fortuna, la sociedad va distinguiendo al empresario genuino del oportunista (aquel que pretende enriquecerse sin tener que hacer el esfuerzo de generación de riqueza que revierta en la sociedad) o del sinvergüenza que incumpliendo la ley o los principios más elementales de la ética sustrae valor en lugar de crearlo.

El empresario genuino, el auténtico, compromete su vida con su proyecto empresarial y actúa de forma responsable preocupándose también por sus empleados y por los “stakeholders”, y trata de contribuir a la resolución de los problemas de su entorno, poniendo sus capacidades al servicio de la mejora de la calidad de vida de la sociedad en la que opera.

Hace poco más de tres años el Círculo de Empresarios encargó a la empresa Metroscopia una encuesta de carácter nacional con el objetivo de conocer la opinión que la sociedad española tiene sobre el empresario y la actividad empresarial. Los resultados de aquella encuesta nos sorprendieron favorablemente. Entre sus conclusiones destacaban que los españoles valoran más positiva que negativamente a los empresarios, que confían más en las empresas que en el Estado, tanto en general como a la hora de crear empleo, y que debería haber más empresarios de los que hay actualmente.

Tres cuartas parte de los encuestados consideró que en España el sistema educativo no es el adecuado para que surjan empresarios, que hay poca cultura empresarial para generar emprendedores y que éstos tienen que afrontar muchos obstáculos a la hora de crear una empresa. Pero lo que más nos sorprendió de todo fue que casi la mitad de los españoles preferirían ser empresarios a trabajar por cuenta ajena y, lo más importante, que un 53% desearía que sus hijos fuesen empresarios.

Últimas publicaciones en Monografías

Ver más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR